BLW

La verdadera razón por la que uso el sistema BLW

Cuando tenía unos 4 meses de embarazo y no tenía idea de lo que venía en camino vi un video que ademas de producirme carcajadas, me dejó ver lo que muy posiblemente podría ser una comida con mi pequeña hija en el futuro:

https://www.youtube.com/watch?v=pZlpARhQerI

Lo compartí en mis redes y además de recibir varias respuesta diciéndome que claramente me imaginaban así, hubo una que me hizo poner los pies en la tierra y tocar esa realidad que tenía oculta en lo mas profundo de mi vergüenza: “No tenía idea de lo que estaba haciendo al traer un niño a este mundo”

Esta persona me dijo que no era necesario inventar tantas cosas para alimentar un bebé, que lo mejor era aplicar el BLW (no tenía ni idea de lo que significaba esa sigla) para ayudarnos no solo a desarrollar una buena conexión con la comida si no también su motricidad fina. Admito que al principio me dio rabia que me contestara eso, claramente yo estaba haciendo un chiste, pero la triste realidad era que nunca nunca nunca en mi vida había pensado cómo iba a hacer para que un pequeño humano aprendiera a hacer una cosa tan sencilla como comer. Ese pensamiento abrió un gran espectro de dudas en mí pero de ellas hablaré en otro post mas adelante (aun no termino de recopilar el nivel de ignorancia en que me encontraba/encuentro en el tema de la crianza).

Inmediatamente (porque soy un nerd) empecé a leer y a ver videos sobre el tema, que me llevaron irremediablemente a comprar un libro: “The Baby-Led Weaning Cookbook”

A los pocos días el libro llegó a mi puerta y lo leí mas rápido de lo que esperaba, todo parecía muy claro y sencillo pues la teoría se resumía en solo 47 páginas (con muchas ilustraciones) de las 186 del libro. Esas 47 páginas me dejaron completamente tranquila, parecía ser una tarea sencilla hasta el día que hablé con alguien y me dijo que debía sentir miendo/terror por la posibilidad de que se atorara y se ahogara por culpa de una zanahoria, yo no quería que eso ocurriera por supuesto y accedí entonces a prepararme en un curso de primeros auxilios para combatir a las comidas enemigas que intentarían en un futuro acabar con mi hija.

El curso además de darme muchas herramientas para el bienestar de mi pequeña me quitó el terror de las verduras asesinas, no solo por las lecciones aprendidas si no por la confianza que me dio escuchar que por lo general los pequeños se desatoran solos, ellos, si uno les da el espacio aprenden a hacer muchas cosas por su cuenta.

A finales de Julio del 2017 cuando mi hija estaba por cumplir sus 6 meses, llegó el tan esperado día, la verdad estaba muy ansiosa por verla comer y experimentar. Su primera lección fue: pollo, arroz blanco y espárragos. Esos primeros días la comida pasó por sus manos, orejas, pelo, ojos y en el siguiente cambio de pañal encontré trozos hasta en su ombligo. Comía poco, pero como le daba leche materna después de cada una de sus comidas, el valor nutritivo de esa experiencia era poco importante para mi.

Los días fueron pasando y nos fuimos ajustando al tema, si bien la teoría dice un montón de cosas que suenan coherentes, en la práctica no funcionaban muy bien para las dos: por ejemplo los trozos grandes, mi gremlin se los embutía de cualquier manera en la boca y luego casi sin poder cerrar los labios entraba en estado de rabia y se atoraba, la carne asada por ejemplo que recomiendan dársela en trozo, noté que se la pasaba entera cada vez que lograba arrancar un pedazo, y la fruta como le gusta tanto se la metía toda a la boca y sin poder hacer mucho la escupía o la pasaba a la fuerza como si fuera una gran piedra. Así que fuimos encontrando nuestro propio camino: Algunas de las frutas las proceso, el arroz se lo doy en bolitas, la carne azada se la trituro, el pollo se lo doy desmenuzado y comemos muchas albóndigas y pescado. Ella se sienta a comer solita y yo le ayudo con una cuchara cuando le quedan miguitas pequeñitas. Cuando se atora, que es casi en tooodas las comidas, la miro, le hablo calmadamente y le digo: “tranquila, pasa tranquila” y siempre hemos salido invictas.

Cuando salimos de casa le llevo su comida, por lo general lo suficientemente organizada (procesada o cortada) para poder dárselo con una cuchara, no espero que todas las casas o restaurantes del mundo estén cómodos con los vestigios de lo que significa una comida sencilla de mi pequeño gremlin. No soy estricta al respecto, creo que es mas importante gozarse cada momento que seguir unas normas generales en un proceso tan particular como lo es la crianza de un hijo. Las pocas reglas que seguimos al pie de la letra a la hora de la alimentación son: comemos lo mismo (sé que los alimentos que le doy además de nutritivos son ricos), a la misma hora y en la mesa, de tal manera que no solo disfrutamos del alimento si no de nuestra compañía.

Entonces mi conclusión es que no existe tal cosa como una forma precisa buena o mala de alimentar un bebé, yo elegí el BLW porque me pareció divertido y amo verla explorar y ensuciarse, también porque tengo el tiempo para, no solo pasar al menos 40 minutos sentada junto a mi hija en cada comida, si no también para limpiar y organizar el mundo a nuestro al rededor. Decidí que la hora de la comida en mi casa será un evento de diversión y satisfacción absoluta ahora y para siempre.

Así que la verdadera razón por la uso el sistema BLW es porque verdaderamente mi sistema se llama HMP (Hago lo que Mejor Puedo), porque un día vi un video divertido de Robot Chicken, porque logré vencer el miedo a las verduras asesinas, y porque confío plenamente en la naturaleza y en mi hija. Como siempre encontramos nuestro propio camino.

2 comentarios en “BLW

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s