Niñera

El mejor trabajo de la historia

Admito que para redactar esta entrada de mi blog escribí varios borradores, algunos de los cuales estaban llenos de intolerancia. Sabía que era un tema muy delicado y aunque quería decir exactamente lo que pensaba sabía que tenía que existir una manera de hacerlo positivamente.

Mas de 10 días pensando en el tema, mas de 20 páginas de mi libro de apuntes con ideas y varias conversaciones con otras madres, me ayudaron a llegar a la conclusión de que el mejor trabajo del mundo es ser niñera, pero no de cualquiera, si no de tu propio hijo.

Hola! Mi nombre es Mónica Bernal, y aunque muchos me conocen como Bambi, el mas importante de mis nombres es “Mamá” y soy niñera de tiempo completo desde hace 9 meses y medio de un pequeño gremlin llamado Victoria.

En alguna época pasada trabajaba como artista, tenía una tienda maravillosa y mis días transcurrían de manera mágica entre papeles de colores e ideas para hacer ilustraciones. Aprendía de contabilidad y dirección de empresas, pagaba cuentas, salarios, hablaba con clientes y proveedores y mientras lo hacía me sentía feliz y llena.

Un día se hizo espacio en mi cuerpo para mi pequeña Victoria, mientras la gestaba me sentía todopoderosa y organizaba mi vida de artista para recibirla. Modifiqué mi negocio para que por unos meses caminara sin mi presencia, me retiré y al poco tiempo ese trabajo me retiró a mi. En ese momento no lo supe entender muy bien, pero pasados los meses lo agradecí pues me habría sido imposible tener los dos trabajos y estoy segura que si hubiera necesitado a alguien para solventarlo no habría entregado un segundo de trabajo como niñera de mi hija por una semana completa como artista.

Hoy gracias a esa decisión soy la feliz propietaria de su primera sonrisa, la descubridora de su primera peca y la segunda también, soy quien conoce cada minuto de sus días, la que espía sus sueños, la que sabe cuando es hora de dormir y la que recibe esa risa cuando abre sus ojos después de cada siesta. Soy la única persona que tiene toda la autoridad para contestar cada una de las preguntas que hace el pediatra en sus visitas. Soy la que ha probado cada método, la que ha secado cada una de sus lágrimas y la que sabe que hoy usó sus dedos índice y pulgar para levantar con precisión una migaja de galleta de arroz por primera vez.

Yo soy quien recibe la luz de sus ojos durante el día. Soy su compañera de juegos que sabe que le encanta rasgar papel y que ya está aburrida de las torres de colores. Soy la que pasea por el parque con ella y a quien un día por primera vez este pequeño gremlin le señaló con su dedo índice una paloma que caminaba cerca. Soy yo quien se muere de felicidad cada vez que ella en vez de aplaudir intenta chasquear sus dedos. Le puse nombre a su primer diente y le hice barra varios días hasta que por fin lo vimos salir. Soy yo quien termina empapada después de cada uno de sus baños y la que extrae monstruos de pelusa de su ombligo.

Tengo la linda oportunidad de que mi trabajo de tiempo completo sea ser su niñera, los ratos libres son los que uso para volver a ser artista, y como sé que los hijos son prestados y esto no durará mucho, lo aprovecho todo lo que puedo sin perderme un solo segundo a su lado.

4 comentarios en “Niñera

  1. Ana E dijo:

    Creo que no te alcanzas a imaginar lo que esta sembrado en el interior de ese pequeño ser al que llamas Victoria. Estoy segura que al crecer va a estar llena de agradecimiento, de fortaleza y sobre todo de un gran amor. Te felicito

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s